^Back to Top

Mi Degú

El degú (Octodon degus) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Octodontidae. Es conocido también por multitud de otros nombres, como degú/ratón cola de pincel, degú/ratón de las pircas o, incluso, ratón cola de trompeta. Sin embargo, este pequeño caviomorfo endémico de Chile es usualmente denominado degú común, para distinguirlo de los otros miembros del género Octodon.

ATENCION! Esta Web utiliza Cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar, al pulsar Aceptar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las Cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración en cualquier momento.

Ver nuestra Politica de Coockies

Ver la Directiva Europea

Ha rechazado las Cookies. Esta decisión puede cambiarse.

Ha permitido que las Cookies sean instaladas en su ordenador. Esta decisión puede cambiarse.

Condiciones Generales

Multi Translator

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Contador de Visitas

Hoy:16
Ayer:40
Esta Semana:16
Este Mes:790
Total Visitas:65220

Tu I.P. es: 3.227.235.220 Lunes, 16 Septiembre 2019 10:26

10 cosas que debe saber antes de adoptar un Degú

Los degú son divertidos, fáciles de cuidar y unos animales domésticos interesantes. 

Sin embargo, nunca se debe adoptar un animal antes de entender plenamente lo que implica el compromiso de tener una mascota. 

Estas son las 10 cosas más importantes que debes saber sobre el comportamiento y los hábitos de los degú antes de adoptar uno. 

Los degú no son nocturnos. 

La mayoría de los roedores son nocturnos, lo que significa que duermen durante el día y están despiertos durante la noche. 

Esto puede resultar molesto para los propietarios que tienen su jaula a poca distancia de donde duermen. 

Los roedores tienden a roer mucho para mantener sus dientes afilados, son animales curiosos, se mueven mucho y les gusta hacer ejercicio. 

Los degú, sin embargo son diurnos, esto significa que, generalmente están despiertos durante el día y duermen durante la noche. 

Son muy sociables. 

Al elegir las mascotas, una de las primeras consideraciones a tener es:

- Lo bien que la mascota elegida se adapte a su personalidad y estilo de vida. 

Se recomienda que los degú tengan una vida social con otros degú en la misma jaula. 

Responden bien al ser manipulados por personas, especialmente desde una edad temprana, les encanta que los acaricien. 

No es obligatorio jugar continuamente con ellos, pero si quiere construir un vínculo de confianza, se sugiere que interactúe regularmente con su degú. 

La confianza entre ambos hará que sea más fácil moverlos a la hora de limpiar su jaula.

Son muy limpios. 

Son mucho más felices en ambientes limpios, aunque es de lógica que, como toda mascota, nos tendremos que ocupar de mantener limpia su estancia.

Se recomienda limpiar su jaula una vez a la semana, limpiando todos los accesorios de una manera minuciosa con un desinfectante seguro para mascotas. 

Si se mantiene su habitáculo limpio y ordenado, tendrán una vida más feliz y saludable. 

Los degú raramente dan problemas a sus dueños si están bien mantenidos, por lo que, son animales fáciles de cuidar.

Pueden vivir hasta 8 o 9 años.

El promedio de vida de un degú en cautiverio es de 6 a 8 añosllegando 9 años o más si están bien cuidados.

Antes de adoptar un degú debe pensar en el futuro, si por alguna razón no puede adquirir el compromiso de dedicarles el tiempo que necesitan para su cuidado, debería reconsiderar su adopción.

Una mascota debe ser para toda la vida, nunca adoptar un animal por capricho o como un proyecto a corto plazo o regalarlo sin saber si la persona receptora le dedicara la atención necesaria y se ocupará adecuadamente de su cuidado.

Pueden reproducirse muy rápidamente.

Siempre evitar tener degú del sexo opuesto juntos en el mismo habitaculo o jaula, la posibilidad de reproducción es muy alta.

No se recomienda la cría de degú en casa, si está tratando de establecerse como un criador debe considerar el trabajo, tiempo y dedicación que esto conlleva.

Si descubre que tiene algún degú del sexo opuesto en una jaula, es recomendable separarlos de inmediato.

Los degú pueden reproducirse muy rápidamente, la gestión de una gran cantidad de recién nacidos no es una tarea fácil y el problema se puede convertir en una situación inmanejable.

Necesitan una dieta cuidadosa.

El degú debido a su estructura divergente de insulina, no regulan el azúcar en la sangre, así como otros roedores si lo hacen, por lo tanto, son propensos a sufrir diabetes.

Se debe tener cuidado de no sobrealimentarlos o darles alimentos no apropiados, de lo contrario su salud puede deteriorarse rápidamente.

Así que, necesita tener cuidado para asegurarse que les está dando una dieta equilibrada y adecuada para ellos.

Se les puede dar de comer alimentos y mezclas para chinchilla o cobaya, aunque en el mercado hay compuestos específicos para degú (recomendado) las pipas y el maíz que llevan los compuestos para cobayas o chinchillas tienen muchas grasas, por lo que no es aconsejable abusar de este tipo de dieta.

Junto con el heno, esto formará la mayor parte de su dieta, también se les puede dar, ocasionalmente, algunas golosinas (ver apartado Alimentación).

Nunca cogerlos por la cola.

Antes de manipular un degú es necesario ser conscientes de que puede perder su cola si no lo manejamos con cuidado.

Si esto sucede, es importante no entrar en pánico y provocar ningún tipo de estrés más al degú.

A pesar de que no hace ningún daño real al degú, aparte de perder su cola, debe evitar que esto ocurra, debe ser su principal preocupación.

Son propensos a perder su cola si se sienten presionados, o si se sienten amenazados o atrapados.

Nunca trate de recoger un degú por la cola, aunque en la mayoría de roedores si se puede, con los degú nunca debe hacerse, por lo que tendremos que evitar que alguien que no es consciente de este problema toque a nuestros degú.

Se debe informar a cualquier persona visitante, cómo manejar correctamente y con seguridad un degú.

No es una mascota comun, por lo que encontrar un buen veterinario es imprescindible.

El degú no es una mascota común de la casa, por lo que puede que tenga que buscar un veterinario que tenga experiencia y conocimientos de este tipo de mascota (se recomienda un veterinario especializado en mascotas exóticas).

Aunque es poco probable que tenga que acudir a un veterinario, siempre es recomendable saber donde encontrar uno en caso de alguna emergencia.

Son unas excelentes mascotas.

El degú no es una mascota difícil de cuidar.

Son pequeños, limpios, divertidos de ver y fáciles de alimentar.

Están despiertos durante el día y les encanta jugar y socializar con otros degú y con las personas.

Es importante crear un ambiente interesante e interactivo en su jaula para que sea una experiencia gratificante, ello desarrollará un vínculo de confianza a lo largo de los años.

Si decide adoptar a uno de estos pequeños roedores, seguramente le aportara muy buenos momentos.